100 montaditos: todo es mejor en pequeñas dosis

Lo dice el refrán y lo confirma la experiencia: todo es mejor poco a poco y en pequeñas dosis. Comer demasiado, beber demasiado, trabajar demasiado, dormir demasiado… todo está bien en su justa medida, los excesos nunca son buenos. De ahí que el producto estrella de la franquicia 100 Montaditos sea asequible en todos los sentidos: cantidad, precio y sin dejar de lado la calidad. 100 montaditos: lo bueno, si breve… ¡dos veces bueno!

El refranero popular es un cúmulo de sabiduría. No hay un solo refrán que se equivoque. Y uno de los más fidedignos a su planteamiento es el de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. El origen de esta conocida expresión se sitúa en el Barroco. Fue acuñada por Baltasar Gracián en 1647, en su obra Oráculo manual y arte de prudencia, para explicar la importancia que tiene no cansar ni ser pesado a la hora de explicar o presentar algo, tanto en la oratoria y el discurso, como en la escritura o en los actos materiales. “Lo bien dicho se dice rápido”, explicaba Gracián en su obra.

Han pasado cuatro siglos, pero el significado de aquella expresión ni ha perdido su esencia ni ha dejado de estar de moda. En pleno siglo XXI, ser breves es ser prácticos, ser concisos, es no andarse con rodeos, es ir directos al grano. Y no solo en el discurso, también podemos extrapolarlo a lo físico y a lo material. En el mundo de la restauración, no dejamos de ver cómo las tendencias gastronómicas más gourmet apuestan por la complejidad en la elaboración, pero con presentaciones minimalistas y cuidadas al más mínimo detalle, para condensar en pequeñas porciones grandes explosiones de sabor.

Además, de todos es sabido que los excesos y las comilonas no benefician en nada a la salud. Condensar la ingesta de grandes cantidades de alimentos en una sola comida no solo provoca digestiones pesadas y, en muchos casos, dolorosas, sino que además ralentiza la absorción de nutrientes a través del sistema digestivo y hace que nuestro metabolismo se vea sobrepasado y bloqueado por ese bombardeo alimenticio. Por ello, tal y como recomiendan los nutricionistas, lo mejor es comer pequeñas cantidades en cinco comida al día, para distribuir de manera óptima los nutrientes que necesita nuestro organismo a diario.

100 montaditos: Lo bueno, si breve… ¡dos veces bueno!

La franquicia 100 Montaditos ha sabido dar con la clave del éxito. Por muchas razones, pero sobre todo por aglutinar en un pequeño bocadillo toda la calidad y el sabor necesarios para hacer de ese pincho todo un auténtico manjar.

Además, con la gran variedad de montaditos que ofrece la franquicia (100, para ser exactos), la indecisión siempre marca la elección de uno u otro, por lo que, ¿qué mejor que saber que puedes comer más de uno gracias a su tamaño reducido? Eso es algo más difícil de lograr cuando pides un bocadillo al uso y tienes que elegir entre el de jamón y el de queso, o el de lomo con pimientos o el de calamares con mayonesa.

¡Con 100 Montaditos eso ya no pasa! La cantidad depende del estómago y las ganas de comer de cada uno, pero con tanta variedad y con ese tamaño y ese precio tan asequibles, puedes ir probándolos todos poco a poco, de 2 en 2, de 3 en 3, de 4 en 4… ¡tantos como quieras! En la franquicia 100 Montaditos, lo bueno, si breve… ¡dos veces bueno!

Déjanos un comentario